Caída del pelo en mujeres

Caída del cabello

La alopecia femenina se ha convertido en uno de los principales motivos de las consultas dermatológicas en las mujeres, pues afecta al 20% de las mujeres de todas las edades pues en muchos casos comienza con el cambio hormonal de la adolescencia.

Sin embargo el factor hormonal es sólo uno de los factores que pueden provocarlo, el estrés del día a día, la falta de sueño, el maltrato del cabello y los factores ambientales son otras de las causas más comunes.

Las carencias nutricionales, la polución, los rayos UV, el estilo de vida frenético, el bajo estado de ánimo, la presión por trabajo o estudio que aumentan la presencia de cortisol en sangre, el uso de productos con sulfatos, ceras y derivados del petróleo, y el abuso del peinado y de secadores, planchas y rizadores son enemigos de un pelo sano y bonito; todos estos factores están afectando gravemente a la sensibilidad de la piel y provocando que el cuero cabelludo de la mayor parte de las mujeres sea cada vez más vulnerable a la microinflamación, lo que provoca que cada vez se nos cae más y antes el pelo.

Queremos ayudarte a tener un pelo bonito, y sobretodo sano, ofreciéndote una serie de ‘tips’ para un pelo sano

  1. Cuida tu alimentación, y si es necesario incorpora suplementos nutricionales consultando en tu herbolario o ecotienda de confianza cuáles son los que mejor se adaptan a tu caso concreto, pues posiblemente asociada a la caída del pelo hayas notado alguna otra anomalía.

La falta de vitaminas del grupo B, biotina (presente en leche, huevos y plátanos), vitamina D y ácido fólico, así como de hierro o zinc suelen estar asociadas al empobrecimiento de tu cabello. Si estás haciendo la transición o acabas de hacerte vegetariana o vegana debes tener en cuenta que es muy importante la ingesta suficiente de proteína vegetal pues tu pelo podría verse afectado por esta carencia.

  1. Gestiona tu estrés, con nuestro trepidante ritmo de vida parece un imposible pero no lo es, busca al menos una hora a la semana para ti, para realizar alguna actividad que te ayude a liberar el estrés y recuperar la calma, quizás unas clases de yoga, meditación o… ¡por qué no! una sesión de gimnasio o de boxeo, ¡no tiene por qué funcionarnos lo mismo a todas!. Evita el uso de pantallas o excitantes antes de ir a la cama para poder tener un sueño reparador y si es necesario aplica alguna técnica de ayuda a la conciliación del sueño, puedes encontrar muchas en la red.
  2. Utiliza productos y técnicas respetuosas con tu pelo, existe una técnica para el cuidado del pelo rizado llamada Método Curly del que podemos tomar muchas pautas para el cuidado de cualquier tipo de pelo, rizado o no.

Básicamente, si estás notando una pérdida excesiva de cabello o   simplemente quieres prevenirla,

  • sanea tu pelo con un corte tras periodos en el que haya sido especialmente maltratado como puede ser el final del verano-comienzo del otoño, tras un tratamiento médico o una etapa de especial estrés como la época de exámenes;
  • cambia tus productos de ducha por productos libres de sulfatos, sin parabenos, ceras ni siliconas, en Naáy te ofrecemos shampoos y productos de cuidado capilar que cumplen todos estos requisitos y que además están hechos con ingredientes provenientes de la agricultura ecológica, garantizando que no haya restos de nitratos, abonos químicos u otros agentes dañinos en ellos;
  • no frotes, retuerzas o estires tu pelo, evita peinados demasiado tirantes;
  • siempre que te sea posible seca tu pelo al aire, o al menos evita utilizar aire demasiado caliente y que el secador esté muy próximo a tu cuero cabelludo cuando lo utilices; y que las planchas, los rizadores, etc., sean de uso esporádico.

Esperamos que con estos sencillos consejos luzcas ‘pelazo’ por mucho tiempo.

Dejar un comentario.

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Rellene los campos obligatorios.